19 de septiembre de 2011

Cómo decorar un estanque

En nuestro primer post  "Un bioestanque en tu jardín", os mostrábamos las ventajas de decorar un jardín con un estanque, que, además de ser estéticamente muy atractivo, se adapta perfectamente al espacio que tengas disponible, ya que cuentas con diferentes medidas.

Hoy queremos que aprendas a personalizar este pequeño microentorno acuático como más te guste. Lo bueno de estos espacios es que no encuentras dos igual: el tuyo será único e irrepetible, pero para ello, debes conocer las distintas opciones.

Decora tu estanque
 ¿Con qué podemos decorarlo? El bioestanque nos permite una gran variedad de flora. La flora del estanque necesita un cuidado especial a la hora del diseño: se deberán elegir plantas de acuerdo con el nivel de humedad que vayan a tener: p.e. en el interior del estanque se colocarán siempre en recipientes, solo plantas acuáticas, a las que se deberá proporcionar la profundidad adecuada a su cultivo. Pongamos un ejemplo: los nenúfares que necesitan unos 50 cm de profundidad y aguas más tranquilas, son perfectas para estos espacios. 

 Hay plantas flotantes: simplemente viven flotando en el agua; otras viven completamente sumergidas, sirven para oxigenar el agua, normalmente no será necesario que las plantemos, el equilibrio natural del biostanquee hará que proliferen las plantas necesarias. Las plantas de “ribera” o palustres, suelen tener sus raíces cubiertas de agua, es el caso de los lirios, papiros, enea, … 

Bloques de piedra volcánica para decorar
Para la tierra húmeda que rodea el estanque deberemos elegir plantas a las que le gusta la humedad, por ejemplo: helechos, calas, … y,  porqué no, podríamos poner alguna carnívora, necesitan un ambiente húmedo, aunque es mejor mantenerlas en maceta, seguro que le dan un toque distinto al estanque, pero hay que tener en cuenta que la mayoría son plantas calcífugas, es decir, que el agua con cal no les gusta, deberemos hacer que le llegue el agua ya reposada, o si puede ser, regarlas con agua de lluvia en un recipiente bajo de la maceta.
Completa la decoración de tu estanque con bloques de piedra volcánica aportando un toque natural.

Pero esto no es todo, la fauna también es un elemento de decoración que alegra y da ese toque "vivo" al estanque. Tenemos varias opciones: ranas, peces, tortugas, … no deben ser especies agresivas, que respeten al resto de fauna espontánea que surgirá: insectos, gusanos, libélulas,… todos tendrán su función y lo ideal es que consigamos un equilibrio natural, sin necesidad de aportar alimentación a los peces o abono a las plantas. 

Y, por si te lo preguntabas: sí, es posible conseguirlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario, opinión o lo que, simplemente, te apetezca escribir...